¿Cómo evitar la enfermedad de la gota?

evitar enfermedad de la gota

Índice del artículo

¿Piensas en la gota y en evitar que algún día te pueda dar dicha enfermedad? La gota (o artritis gotosa) pertenece al grupo de enfermedades reumáticas asociadas con la presencia de cristales de urato de sodio en los tejidos articulares.

El ácido úrico es el producto final del metabolismo de las purinas en el cuerpo y su exceso es excretado por los riñones. 

Cuando la concentración sérica de ácido úrico supera los 6,8 mg / dl (el límite de solubilidad), se produce hiperuricemia, que es el principal factor de riesgo para el desarrollo de gota. 

Gota: ¿qué vale la pena saber al respecto? 


La enfermedad se presenta como ataques agudos, que generalmente duran de 4 a 12 días, comienzan en la mañana y se presentan como dolor intenso, hinchazón y enrojecimiento de la piel, generalmente en una articulación afectada. 

La articulación más atacada por la gota es la articulación metatarsofalángica del primer dedo del pie (dedo gordo del pie). 

Sin embargo, con el tiempo, a medida que aumenta la frecuencia de los ataques, la gota se vuelve crónica y produce cambios irreversibles en las articulaciones.  

Gota e hiperuricemia 


Si bien la hiperuricemia en sí misma no es lo mismo que la gota, bajo ciertas condiciones, el ácido úrico se cristaliza en los tejidos. Así, la hiperuricemia puede ser: 

  • Primaria: causada por anomalías determinadas genéticamente de las enzimas involucradas en la transformación de purinas,  
  • Secundaria: causada por una mayor ingesta de purinas en la dieta, abuso de alcohol, función renal anormal, el uso de ciertos medicamentos o ejercicio excesivo. 

Causas de la gota


La presencia de la enfermedad está estrechamente relacionada con el síndrome metabólico:  

  • obesidad
  • diabetes
  • hipertensión
  • enfermedades cardiovasculares (afecta al 50% de los pacientes)

También es una enfermedad relacionada con la dieta y, por lo tanto, la prevención es especialmente importante aquí. 

Entonces, ¿cómo podemos evitar la enfermedad de la gota?

Dieta para evitar la enfermedad de la gota


Una parte integral del tratamiento y la prevención de la gota es cambiar sus hábitos alimenticios. En especial, evitando los alimentos que contienen purinas, como carne de res, pescados, embutidos, lentejas, entre otros. Así como evitar el azúcar en exceso.

 Actividad física para evitar la gota


En el caso de coexistencia de sobrepeso u obesidad , la reducción de peso será la base de la profilaxis . Un IMC correcto reduce el riesgo de resistencia a la insulina y facilita la selección de la dosis adecuada de medicamentos.

Correr un mínimo de 4 kilómetros al día también tiene un efecto positivo en la prevención de los ataques de gota. Aunque la falta de ejercicio no se considera un factor de riesgo para el desarrollo de artritis, es menos probable que desarrolle artritis en personas físicamente activas.  

A pesar de los beneficios comunes para la salud de la actividad física en el caso de la gota, vale la pena recordar que el esfuerzo excesivo y el agotamiento del cuerpo pueden desencadenar una recaída. Por lo tanto, cada nueva forma de recreación o deporte debe implementarse lenta y gradualmente en la rutina diaria, de modo que el cuerpo tenga tiempo de adaptarse a las cargas crecientes. 

Después de un ataque, vale la pena renunciar o limitar el ejercicio hasta que la inflamación ceda, porque prolonga el período de recuperación. 

Es una enfermedad cuyo desarrollo depende en gran medida de las condiciones genéticas y el estilo de vida. Una dieta adecuadamente equilibrada y una actividad física moderada son capaces de proteger al organismo de la acumulación excesiva de ácido úrico y de esta forma nos ayuda evitar la enfermedad de la gota.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Populares

Suscríbete a nuestro Newsletter

Ir arriba