La necesidad del descanso en la planificación del entrenamiento muscular





Uno de los principales problemas que muchos tienen a la hora de planificar y de llevar a cabo su entrenamiento muscular es la falta de descanso. La recuperación es primordial en muchos aspectos de la vida, pero cuando hablamos de rutinas deportivas y de entrenamiento muscular el descanso se vuelve del todo necesario, ya que es el tiempo en que nuestros músculos empezarán a crecer, además de que psicologicamente también necesitamos varias pausas en las rutinas para así recomponer fuerzas y motivación.

Así, un error común de aquellos que empiezan es proponerse ir al gimnasio demasiados días a la semana, y que sus sesiones sean tan largas y tediosas que no sea posible ningún tipo de recuperación muscular. A parte, también tenemos el problema de que el propio cuerpo físicamente no resista estos cambios, y que sea vea obligado a soportar una serie de descargas físicas que afectan a nuestro día a día normal, teniendo como efecto una caída de nuestro rendimiento en la vida normal que al final se acaba pagando.

El descanso en el entrenamiento muscularPor tanto, es bueno que nuestras sesiones sean de un tiempo no superior a las dos horas, y que para los que se inician en esto de las rutinas no se sobrepase de ninguna de las maneras las 3, como máximo 4, sesiones semanales, dejando un día de descanso obligatorio a la semana, que se puede dedicar a cualquier otra cosa interesante por hacer. A partir de aquí ya es mucho más fácil continuar construyendo nuestra propia musculatura sin grandes problemas.

Como vemos, el principal secreto de un buen entrenamiento y planificación, es saber administrar de forma clara y eficiente todo lo relacionado con los tiempos y los descansos, para que nuestro cuerpo lejos de sufrir y llegar a situaciones límite, se pueda ir acostumbrando a su nueva dinámica de entrenamiento y así hacer frente en condiciones al trabajo muscular que queramos hacer en nuestra planificación.

Comentarios

comentarios