¿Te gusta alguien? 10 gestos que te dirán si esa persona está interesada en ti





¿Alguien especial en tu vida?¿Quieres saber si esa persona está interesada en ti? Nosotros te damos la clave para saber si eres correspondido en los 10 gestos más inconfundibles del lenguaje corporal:

      1. Le pillas mirándote y aparta la mirada: sabes que te mira y cuándo le correspondes baja la mirada escondiendo una sonrisa tímida. Si lo pillas observándote más de tres veces, no lo dudes, se siente atraído por ti pero es demasiado tímido para decírtelo.
      2. Cambia el tono de su voz: no usamos siempre el mismo tono de voz, de hecho la variamos dependiendo con quién hablemos. Los hombres suelen poner una voz más grave y fuerte mientras que una chica será más dulce y tierna. Si notas que te habla de una manera especial, si cambia la manera de hablar cuándo se dirige a ti… ¡le gustas!
      3. Te mira fijamente cuándo le hablas: una de las cosas que no puede evitar una persona enamorada es mirar fijamente a los ojos a la persona que le interesa, así que si notas como su mirada se clava a la tuya mientras habláis… está claro que algo le pasa contigo.
      4. La posición del cuerpo: si cuándo mantenéis una conversación ves que inclina su cuerpo hacia el tuyo o si se acerca más de lo normal a ti es que le atraes. Si incluso estando lejos notas como su cuerpo sigue apuntándote de manera descarada, es que le atraes más de lo que parece.
      5. Se toca el pelo: los chicos se tocan el pelo, las chicas suelen enrollar los mechones del cabello con el dedo, ambos gestos  son señales inequívocas de que el implicado está nervioso y necesita tener sus manos ocupadas.
      6. Se vuelve tartamudo o parece tonto cuándo habla contigo: si tiene problemas para hablar con naturalidad, si tartamudea o le cuesta razonar, no es que estés hablando con un imbécil,  es que realmente hablar contigo le altera de manera inevitable.
      7. Cualquier excusa es buena para tocarte: ya sea para apartarte un mechón de pelo de la cara, para mirarte la hora del reloj que llevas en la muñeca o para quitarte una pelusa del jersey, cualquier roce no deja ser una excusa para poder estar más cerca de ti.
      8. Pupilas dilatadas: otra de las cosas que no podemos evitar cuándo miramos algo que nos gusta y deseamos es que se nos dilaten las pupilas, así que si al mirarte tiene las pupilas dilatadas… está claro que no le eres indiferente.
      9. Tu nombre en su boca: cuándo nos interesa alguien el hecho de nombrarlo hace que sea nuestro por unos instantes, es por ello que si nos gusta una persona solemos decir su nombre de manera constante.
      10. Se toca el labio o se lo muerde: otro de los indicios involuntarios que hacemos sin darnos cuenta cuando estamos enamorados es mordernos o tocarnos el labio cuándo miramos a esa persona.

Comentarios

comentarios