¡Rompe con el tabaco! Los 12 mejores consejos para dejar de fumar





Dejar el tabaco

El tabaco es una droga legalizada en la mayor parte de países del mundo. Siglos atrás la propia Iglesia Catlólica prohibió su uso, al considerar que de su humo emergía el mismo diablo. En cierta manera no estaba muy equivocada dado el gran número de muertes por cáncer asociado a su uso crónico como ahora bién: cáncer de pulmón, de cavidad oral, laringe y  vejiga urinaria sobre todo en su variedad negra.

La nicotina es el principio activo (sustancia) que dota al cigarrillo de mayor potencial adictivo. Es un pensamiento extendido que el tabaco es una droga blanda, no obstante el potencial adictivo del tabaco es similar en potencia al de drogas “duras” como la heroína.

El tabaquismo es una drogadicción. No hay drogas “duras /blandas”, sinó patrones de cosumo. El exfumador debe evitar al máximo fumar una sóla calada. Ello puede suponer la recaída.

Desde este blog os ayudamos como siempre con nuestros consejos:

    1. Márcate un día para dejar de fumar (siempre antes de 30 dias de tu decisión)  o bién deja inmediatamente de fumar si estás lo suficientemente motivado. La mayor parte de éxitos se dan en personas que lo dejan de golpe.
    2. Haz una lista de los motivos que te hayan llevado a tomar la decisión, siempre puedes volver a ella en un momento de bajón. Para reforzar tu decisión.
    3. Márcate como objetivo no fumar en el día en que estás.  Evita que pensar que mañana no podras fumar. Ya que ello no ayuda a dejar de fumar.
    4. Puede que los primeros días sin fumar te sientas irritable y  tengas dolor de cabeza. Es algo bueno, ya que indica que estás rebajando tus niveles de nicotina en sangre.
    5. Si tienes ganas de fumar, respira hondo, puedes tomar chicles sin azúcar o salir a dar una vuelta por el vecindario.
    6. Piensa que la abstinencia es  pasajera. Y que irá desapareciendo. Después de la tercera semana lo peor habrá pasado.
    7. Evita los ambientes con humo, evita hacer actividades que tenías asociadas con el cigarrillo. Por ejemplo el café o lugar en que siempre te encendías un cigarrillo. Busca alternativas.
    8. Deshazte de lo relacionado con el tabaco que tengas en casa. Jamás lleves encendedores ni cigarrillos contigo.  Tú no necesitas el tabaco, sólo hace que gastes dinero y aumentar tu riesgo de colesterol, cáncer e hipertensión. Aumentando el riesgo de infarto de miocardio (corazón)
    9. El mejor medicamento es TU PROPIA MOTIVACIÓN.  Tu médico puede prescribirte chicles a con nicotina, fármacos como el bupropión (útiles en grandes fumadores o con depresión concomitante) o la varenciclina.
    10. Los grupos de terapia pueden serte de ayuda, así como la psicoterapia. Consulta con un psicólogo acreditado.
    11. Si vuelves a fumar piensa en todo lo que has logrado hasta ahora e insiste en dejar de fumar. Un mal tropiezo no significa un mal final.
    12. Avisa a tu entorno que estás intentando dejarlo. No te desanimes si no te comprenden, ellos tienen tu imagen asociada al tabaco.

¡Enhorabuena por tomar la decisión y avisadnos de vuestros éxitos!

 

Comentarios

comentarios