¿Crisis de pareja? Aprende a solucionar los problemas de pareja y ser felices





crisis de pareja

Todas las parejas pasan por sus crisis, eso es algo totalmente normal, al fin y al cabo el amor tiene sus más y sus menos. Si estáis pasando por una crisis de pareja y no sabes qué hacer para suavizar la situación, a continuación os daremos unos consejos para solucionar los problemas de pareja que puedan surgir y evitar así que vuestra relación se vea afectada:

  • La comunicación es lo más importante: si tenéis problemas debéis afrontarlos como personas adultas que sois, no guardároslo para que luego el rencor acabe estropeando vuestra relación. Una crisis de pareja debe solucionarse sobretodo hablando, confesando qué es lo que os molesta del otro para poder encontrar un punto medio que os tranquilice a los dos.
  • Saber ceder: ambos debéis saber cuándo ceder y cuándo no, siempre habrá cosas en las que no podremos ceder y otras en las que sí, hay que poner un límite y un punto medio, sólo de esta manera podremos manejar las crisis en nuestras relaciones de pareja.
  • Olvidar el rencor: otra de las cosas que hacemos con demasiada frecuencia es la de decir que perdonamos algo pero guardarlo en la recamara hasta que comete otro fallo para volver a echárselo en cara. Esto es un grave error, si realmente queremos a nuestra pareja y queremos que lo nuestro funciones debemos saber gestionar los problemas, solucionarlos del todo y sólo entonces perdonar y olvidar. El rencor es uno de los peores aliados.
  • No usar el victimismo: no hay nada que ponga más de los nervios es que una persona siempre se haga la víctima y eche la culpa a la otra.  Si de verdad quieres solucionar un problema debes aprender que dos no se pelean si uno no quiere, así que tan víctima no puedes ser, intenta ser un poco más empático con tu pareja para ver los problemas con otra perspectiva.
  • Espera 10 segundos antes de hablar cuando estés muy enfadado: muchas veces decimos cosas de las que enseguida nos arrepentimos, no dejes que la rabia te ponga de los nervios y acabes diciendo cosas de las que luego te arrepientas.
  • Piensa en las cosas que no le gustan de ti: puede ser que realmente tengas algún comportamiento erróneo, piensa en ello y en la posibilidad de qué realmente estés obrando mal. No se trata de qué olvides tu esencia o dejes de ser tú mismo, se trata simplemente de qué te pongas en su piel e intentes cambiar esas cosas que le irritan y que tal vez tu nunca pretendiste hacer.

Comentarios

comentarios